Inicio Cultura Origen Peregrino: «Miramos con ojos extranjeros nuestra propia cultura»

Origen Peregrino: «Miramos con ojos extranjeros nuestra propia cultura»

60
0
Gonzalo Espinoza y Diego Lau Toyosato forman parte de Origen Peregrino.

HIROKI RAMOS NAKO

Un proyecto nacido por un grupo de amigos diseñadores, se mantiene vigente gracias a la creatividad y capacidad de comunicar de Diego Lau y Gonzalo Espinoza. Nikkei Plus se reunió con este último para descubrir las raíces culturales de este y sus cambios debido a la pandemia y en el futuro.

«Queríamos crear una figura neutra (…) con rasgos característicos andinos, y buscándole el nombre encontramos al tamal», explica Espinoza cuando describe al ahora característico Tama. Este personaje ha ido evolucionando y «viajando» por todos lados para representar lo que necesite. Se puede decir que logró cumplir su propósito con creces.

LA RELACIÓN CULTURAL
Los fundadores de Origen Peregrino no esperaban encontrarse con tanta información interesante acerca de la historia de su propio país. «Lo que nos ha pasado es mirar con ojos extranjeros nuestra propia cultura». Así, existe una fascinación hacia el mundo andino que se transmite a través del proyecto.

¿TAMAL O HUMITA?
Sin embargo, no todo ha sido aventuras para Tama, pues sus creadores no tardaron en descubrir que el origen del tamal no era exactamente peruano, sino que surgió de la adaptación de la humita con la colonización de los españoles, quienes compartieron el concepto del tamal desde México. «No nos dimos cuenta al inicio» comenta Espinoza. No obstante, no iban a dejar que este problema detenga a Tama de explorar la cultura peruana. A su sorpresa, Origen Peregrino no tuvo una recepción negativa por este aspecto, e incluso llegaron a hacer una presentación en el país azteca. Si bien una idea de tener a Tama explorando Latinoamérica no se desarrolló, todavía está la posibilidad de usar aún más al personaje.

«Estamos explorando esta historia para darle vida a una nueva serie de combinaciones», explica.

LA PANDEMIA
«Nadie en una época de crisis va a gastar en piezas decorativas» describe con preocupación Espinoza. Les aterraba la idea de que el proyecto había visto su fin por esta coyuntura. Pero dar vuelta atrás no era la solución. Siguieron con Origen Peregrino, y pronto se dieron cuenta de que «Tama tiene la responsabilidad de seguir comunicando» De esta manera, todas las recomendaciones que daba el Estado por la pandemia pasaron a ser también transmitidas en el lenguaje gráfico con Tama. Adicionalmente, aceleraron su e-commerce y consiguieron ventas virtuales a través de este, generando así ingresos.

Pese a todos los problemas que han tenido, Origen Peregrino se mantiene con vida. Ha llegado al punto en que ya es más que un proyecto original de un grupo de diseñadores, sino que es además un exponente cultural peruano que es parte de la vida de muchas personas.

Artículo siguienteDany Tsukamoto: “Un concierto por streaming es muy parecido a un programa de televisión”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here