Inicio Cultura Harumi Suenaga: Talento artístico imperial

Harumi Suenaga: Talento artístico imperial

345
0
Harumi Suenaga García.

ROGER GONZALES ARAKI

Gracias a la virtualidad podemos imaginar y sentir diversos lugares que vemos a través de la pantalla. Harumi Suenaga García nos responde desde su taller, lugar que se ha convertido en una fábrica de arte. A su lado se aprecia un lienzo pintado de celeste en distintas tonalidades recreando el cielo.

“Encuentro entre dos leyendas”

Siempre los ancestros nos enseñan a dar los primeros pasos, y sus abuelos contribuyeron- sin saber- a cultivar su talento de Harumi. “Mi obaachan paterna pintaba y mi abuelita materna hace bordados con máquina. Me decían que cuando era pequeña dibujaba a mis tíos detalladamente”, recuerda entre risas.

Vive en Huanchac, cerca al estadio Garcilazo, testigo de tantas victorias del club Cienciano y también cerca al óvalo Pachacutec. Sus abuelos llegaron al Cuzco en los años 60 y se establecieron en el negocio de las carrocerías. “Desde ahí he crecido bien cerca a la comunidad nikkei. Mi abuelito es el presidente de la Asociación Peruano Japonesa del Cuzco”, cuenta Harumi.

“Como ya he crecido acá me gusta la tranquilidad. La ciudad es bien pequeña y todas las familias se conocen pero es bien acogedor, bien cálido. A 40 minutos está el campo”, expresa con la tranquilidad que esconde detrás de sus gafas.

MÁS ARTISTAS NIKKEI

Karen Chávez Taira: Pienso en cómo mis bisabuelos la pasaron cuando fueron a Perú

Sabine Kusel: ‘’El arte puede construir puentes, es multidisciplinario’’

Giancarlo Shibayama: ‘’La fotografía es mi manera natural de expresarme’’

Gabriela Barra Ono: ‘’La fotografía para mí es juntar recuerdos y crear un mundo totalmente diferente’’

Es yonsei (nikkei de cuarta generación) y si bien es cierto es de ascendencia nikkei por familia japonesa y cuzqueña, la comida japonesa es su predilecta. “Mi obaachan le enseñó a mi mamá a preparar makis, mantenemos sus recetas. En la casa siempre preparamos el wasabi, el furikake, creo que es lo que más directamente vivo a diario de las costumbres”, comenta agregando que en casa utilizar las palabras oyasumi, itadakimasu, arigatou.

EQUILIBRIO DE VISIONES
Harumi es una de las participantes del Salón de Arte Joven Nikkei que empezó en el mes de octubre y su trabajo se llama “Encuentro entre dos leyendas”. Sostiene que hizo varios bocetos hasta que llegó a la idea principal. “Hice varios bocetos pero no me dejaba entender quizás me iba muy hacia el lado andino o al lado japonés. La forma que encontré fue este paralelismo con la Diosa Amaterasu y el Inca Manco Cápac como hijos del Sol”, indica.

Siempre es complicado equilibrar ambas culturas pero para ella es importante la cosmovisión. “Tenía algunas indagaciones sobre esta semejanza incluso en el idioma y cuando compartía me iba bastante a la cosmovisión que tiene tanto lo andino, lo japonés relacionado con la naturaleza como es el andinismo, el viento, el rio, el sol, la luna”, declara.

Agrega que existen semejanzas entre la cultura japonesa y la andina pero realmente son distintas. “Creo que es esa cercanía con la naturaleza, ese respeto que le tiene, en la forma no se le ve tanto pero más en el fondo”, detalla.

Finalmente se mostró satisfecha por esta oportunidad de participar en el Salón. “Creo que ha sido una oportunidad para explorar más de mi individualidad como Harumi y lo que tengo dentro. Pensamientos, reflexiones en cuanto a mi entorno y vinculado con lo japonés. Quería mostrar esas ideas y es de las primeras veces que lo plasmo en un surrealismo además de mi cercanía con la cultura japonesa”, puntualiza.

EL DATO
Harumi Suenaga tuvo una exposición en el 2019 llamada “Raíces, origen y mestizaje”.

Artículo anteriorBapo Perú: «Estandarizamos el sabor para los paladares nikkei y tusan»
Artículo siguiente“Nihongo Nōryoku Shiken”: Será el domingo 5 de diciembre