Domingo 12 de Julio de 2020 / Año de la Universalización de la Salud

Cultura

Pepe Cabana Kojachi: “En mi caso más que reinventarme ha sido adaptarme”

28 Mayo, 2020
Pepe Cabana Kojachi: “En mi caso más que reinventarme ha sido adaptarme”
Redacción: NikkeiPlus

ROGER GONZALES ARAKI
roger@nikkeiplus.com

FOTOS: ROCÍO PELLEGRINO (ARCHIVO NIKKEI PLUS)

Ya se sabe que todo el año no se podrán realizar eventos debido a la pandemia, por eso que recurrimos a Pepe Cabana Kojachi, el narrador de cuentos japoneses y promotor cultural para saber cómo sobrellevar todo esto.
Ahora los niños sólo podrán ver el kamishibai (teatro de papel) de manera virtual porque ya no lo podrán ver presencialmente. 
Agrega que los cuentos de manera virtual también pueden “aportar mucho”. Ahora leamos lo que dice Pepe, porque esto no es un cuento.

Ahora se habla de reinventarse ¿De qué manera hacerlo en tu caso si no hay eventos? 
En mi caso más que reinventarme ha sido adaptarm
e. Primero el saber tomar de la mejor manera la situación para ver los siguientes pasos a seguir y mantener el proyecto cultural que dirijo. Definitivamente no se encontraba en mi mente el dejarlo de lado, sino, encontrar la manera de seguir adelante pues es necesario, también y sobre todo, en estos momentos, poder llevar esperanza e ilusión a niños, jóvenes y adultos dentro de la incertidumbre que se vive en el mundo. La noticias con mucho desaliento era lo que más abundaba y me imaginaba lo que otras generaciones a pesar de haber sufrido guerras, golpes económicos, fenómenos naturales y otros supieron reponerse y salir adelante. 

¿Qué tan difícil es hacerlo de manera virtual? ¿En cuánto cambia tu metodología de trabajo? 
Hacerlo de manera virtual es el doble de trabajo
, pues no sólo es el momento de desarrollo de la actividad que venimos ofreciendo, sino también todo el trabajo previo en la producción. Si es un video es ensayo, elección de planos, grabación del mismo, edición de audio y video, prepararlo en el formato requerido, etc. Si es trasmisión en vivo, preparar el espacio a usar para la actividad, la distancia ideal de la webcam a uno, la calidad de sonido, la calidad de conexión, calidad de imagen, coodinar la plataforma online a usar, etc. Mi metodología de trabajo se mantiene y a ello se suma lo mencionado anteriormente.

¿Qué tanto les puede aportar los cuentos de manera virtual a los niños justo cuando se está criticando las clases virtuales de los colegios? 
Creo que la experiencia de tocar un libro impreso y leer desde sus propias páginas siempre será una experiencia única, pero no podemos estar ajenos a las posibilidades que nos ofrecen las plataformas virtuales a lo que muchos miraban solamente como fuente de entretenimiento, si no ahora más que nunca como un medio de aprendizaje. 

Quizás algunos le restan importancia a las clases virtuales de los colegios, pero la preparación de una clase virtual le puede tomar horas de trabajo a un docente para un resultado final de 30 o 45 minutos.

Un punto importante también es el cómo uno debe dirigirse a los demás al no ser una clase presencial. Es proyectar la mirada, la voz, buscar una manera de conectarnos con nuestros alumnos y en ese sentido, la narración de cuentos nos puede aportar mucho en la preparación para ello al usar un ritmo y lenguaje dinámico y lúdico para el desarrollo de los contenidos de diversas materias en las clases virtuales. Los cuentos tienen la capacidad de transmitir ideas, conceptos o mensajes y esto no varía así sea virtual.

¿Qué proyectos vienen para lo que resta del año? 
Al no tener la posibilidad de realizar los proyectos mencionados anteriormente, me he preparado en la parte técnica para las actividades virtuales y elegir de los contenidos que hemos venido ofreciendo, los que se adaptan a estos requerimientos. Desde abril con Mukashi Mukashi hemos podido ya compartir con alumnos de colegios y sus familias de ciudades de Lima, Ica y Trujillo. Actividades online como conversatorios sobre el proceso creativo, escritura e ilustración de mis publicaciones, narraciones de cuentos y talleres online es lo que hemos venido desarrollando. Presentamos también una propuesta para la difusión online del Kamishibai al Departamento de Cultura APJ y que fue muy bien recibida. Ya hemos realizado una sesión de “Kamishibai para todos, el teatro de papel japonés” en el mes de mayo y esperamos seguir ofreciéndolo en los siguientes meses.

El primer video compartido en la página de Facebook del Centro Cultural Peruano Japonés ya ha tenido hasta el momento más de 6,500 reproducciones. Por otro lado, como autor e ilustrador, cuatro de mis publicaciones estarán disponibles en formato digital a nivel mundial. He retomado también el proyecto radial “Amigos de los cuentos” que buscaremos compartir de manera libre con todos nuestros seguidores de habla hispana en el mundo. Venimos trabajando en la producción del mismo y esperamos hacerlo realidad con el apoyo de las diversas instituciones y empresas Nikkei y en general. La participación como sponsor del mismo será muy accesible y con la finalidad de que todos aquellos emprendimientos pequeños, medianos y grandes que nos quieran apoyar puedan participar.



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”