Viernes 15 de Noviembre de 2019 / Año de la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad

Eventos

47 Semana Cultural del Japón: El Camino del Té

6 Noviembre, 2019
47 Semana Cultural del Japón: El Camino del Té
Redacción: NikkeiPlus

TEXTO Y FOTOS: ROCÍO PELLEGRINO 

Este lunes 4 de noviembre la Asociación Urasenke Tankokai del Perú presentó la demostración de la “Ceremonia del Té” o chanoyu, una de las expresiones más tradicionales de la cultura japonesa, que tiene principios de armonía, el respeto, la pureza y la paz interior.

TRADICIÓN DEL TÉ
Se dice que el Chadō o “camino del Té”, es parte de la tradición japonesa que se origina en el siglo V cuando los monjes budistas llevaron el té de la China, siendo utilizado como medicina y asociado con la propagación del Budismo Zen en el Japón.

Los monjes Zen que llevaron el té a Japón sentaron las bases espirituales del chadō, basados en la búsqueda intuitiva de la esencia de la realidad, dando a los maestros del té gran libertad para desarrollar la estética del Té. Esta llega a incluir también la fabricación  de utensilios, como tazas, envases para agua, marmitas, arreglo de flores, el diseño y construcción de la casa del té, arquitectura de jardines, literatura y también a la elaboración del Matcha (té en polvo).

DE LA TRADICIÓN AL OCCIDENTE
El maestro del té, Yosuke Maruoka, explica que originalmente la cultura japonesa sirve el té arriba del tatami (tabla de madera) y que la forma de sentarse  realmente es hasta abajo con los pies pegados al suelo, sin embargo por la modernización en occidente se usa silla y relativamente es nuevo para su cultura, tiene no más de 100 años de antigüedad y fue como decir que es la destrucción de la tradición pero finalmente se aceptó como parte de la adaptación cultural.

“Para realizar la ceremonia del té observamos que tenemos al lado izquierdo el fuego con agua caliente y un contenedor con agua fría, en el centro tenemos  un cucharon para manejar el agua, palillos de metal para manejar el carbón, al frente encontramos un recipiente para poner el agua, un descansa tapas", señala.  

Este arte requiere de concentración y paciencia que es parte de ofrecer un té hecho con esmero y dedicación, considerando que todo buen anfitrión busca la satisfacción de los invitados, aunque para lograr ser un buen  maestro del té deben pasar años.

MOMENTOS DE ESPIRITUALIDAD
El momento del té refleja tranquilidad y espacio para descansar aunque solo sea por cinco minutos antes de continuar con las actividades.
“Lo más interesante de compartir el té  es cuando piensas en ciertos momentos y  dices: es tan bello este universo, observas la luz que ingresa por la ventana y piensas que es como un rocío”, Yosuke Maruoka.



LO MÁS LEIDO

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú