Viernes 15 de Noviembre de 2019 / Año de la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad

Cultura

Haroldo Higa: “Hoy en día la colectividad nikkei es un grupo de peruanos con algunos rasgos japoneses”

27 Septiembre, 2019
Haroldo Higa: “Hoy en día la colectividad nikkei es un grupo de peruanos con algunos rasgos japoneses” Fotografía: Foto: Difusión Haroldo Higa.
Redacción: NikkeiPlus

TEXTO: ROGER GONZALES ARAKI

Haroldo es un reconocido artista plástico ligado al arte desde hace cerca de 30 años pero desde hace unos años dejó su taller donde hacía sus mejores esculturas, ellas que fueron presentadas también en el extranjero y representan sin duda un arte importante para nuestro país y es un ejemplo para las futuras generaciones.

Cambió su taller lleno de pintura y materiales por aulas debido a que es docente en la Universidad Católica y galerías que esperan estar llenas de trabajos de jóvenes nikkei. Hace unas semanas expuso sobre el Programa de Arte Joven Nikkei en la Universidad San Martín y en fiestas patrias expusieron los del III Salón de Arte Joven Nikkei en el Instituto Cervantes de Tokyo, donde asistió la Princesa Mako.

El sábado 21 de setiembre fue la primera reunión de curaduría del IV Salón de Arte Joven Nikkei que se presentará en abril del 2020. Haroldo Higa es el gestor cultural de esta iniciativa desde hace cerca de cuatro años cuando presentó el “Programa de Arte Joven Nikkei” en la Asociación Peruano Japonesa. 

Son 11 los artistas que participarán de los cuales 10 son peruanos (1 de Cuzco y 1 de Ica, 8 de Lima) y 1 de Paraguay bajo la curaduría de Juan Peralta.

Muchos son los artistas nikkei que ha podido conocer en estos años, pero muy aparte del arte, Haroldo nos cuenta más acerca de ellos, del ser nikkei, de cómo son las nuevas generaciones ¡Son 120 años!

¿En cuánto ha ayudado el Programa a los jóvenes artistas nikkei?
Un nikkei es un peruano con ascendencia de familia japonesa pero creo que un nikkei es mucho más que eso. Un nikkei creo que tiene matices culturales que no necesariamente se repite en todos los casos y el “Programa de Arte Joven Nikkei” nos ha ido demostrando que hemos ido reconociendo nuestra nikkeidad a través de esos matices. Hoy después de 120 años son nikkei que conocen la cultura japonesa al 100%, los que están más cerca de la colectividad la conocen más. Los nikkei que están un poco más alejados, son nikkei también pero a su manera y no necesariamente se sienten obligados a hablar japonés. Hay muchos que no hablan japonés. El Programa nos ha ayudado a democratizar la nikkeidad, de que el joven pueda tener un espacio de iniciar su nikkeidad a través de como él se siente. Es interesante porque este programa se da en la institución rectora de nuestra colectividad (APJ) y abre como una puerta interesante a repensar que los nikkei podemos sentirnos de una manera sin ser discriminados ni apartados porque no tenemos los rasgos, ni apellidos. 

Ahora que eres gestor cultural ves desde otro ángulo las cosas. ¿También es una forma de saber más de tus raíces?
Claro que sí. Para poder identificarte con una gestión cultural no hay que olvidarse de quién es uno, quién soy ahora y quién quisiera ser mañana. Son preguntas de identidad y pertenencia que te deben llevar a tus raíces necesariamente, pero si bien tengo unos años haciendo gestión mi vida siempre ha estado en el ámbito de la cultura. Todo lo que yo aprendí en estos más de 30 años dentro del ámbito de la Cultura, lo que estoy haciendo es volcar toda mi experiencia, toda la vivencia y aplicarla también a la cultura para llevarla a los jóvenes. 

Cuando yo estoy con los jóvenes triangulo mis 3 experiencias profesionales: mi experiencia de docente universitario, mi experiencia de artista plástico y ahora como gestor cultural. Esto lo llevo a la práctica para la formación de futuros artistas jóvenes nikkei. 

¿Cuál es el rasgo que más identificas en ellos?
Lo que se aprende en cultura es que no hay que tratar de atomizar a todos como una unidad, lo que se aprende es tratar de diferenciar esos rasgos para que se respeten y formen unidad a raíz de pequeñas diferencias. El Programa “no convierte a nikkei”, lo que hace es que los chicos poco a poco vayan enunciando su sentir nikkei a través de sus propias experiencias e historias. Lo que hacemos en el salón es elegir a partir de esos detalles que marcan las diferencias, por ejemplo en este salón, tendremos a una artista de Cuzco. 

Creo que el rasgo que más los define es la diferencia, es decir, hay una búsqueda permanente de encontrar nikkei que nos puedan dar un matiz que nos relaten una historia de su nikkeidad. Lo que hacemos es un trabajo mayor para ir encontrando a esos nikkei que están alejados de la colectividad y a los que están metidos en la colectividad. Somos 100 mil nikkei en Perú y 60 mil en Japón, pero cuántos serán los que participen en la colectividad.

¿Cómo lograr cambiar esa visión de que la APJ es algo lejano para los nikkei que no participan en ella?
Con este tipo de programas. Al inicio era muy difícil, la APJ para ellos era una situación de lejanía. Cómo hacer para cambiar eso, crear este tipo de programas. De ir a la sensibilidad de  un nikkei, no de idealizar al nikkei, es la nostalgia de un nikkei que sabe todas las prácticas culturales de los japoneses. Hoy en día hay muchas familias nikkei que dentro de ellas se han transculturizado con la peruanidad, lo japonés es una parte de su identidad porque en muchos casos ya no viven con los abuelos japoneses o lamentablemente ya no están. Hace 50 años eran un colectivo de migrantes, hoy en día la colectividad nikkei es un grupo de peruanos con algunos rasgos japoneses.

Como decía Akemi Matsumura, que ahora ser nikkei ya no es tanto ser japonés.
Es que el concepto de nikkei y el concepto de la comunidad no puede estar aislada de la relación espacio y tiempo, es decir, nosotros estamos evolucionando y cambiando. Lo más importante es entender que esos cambios hay que ir pensándolos. Porque si nos quedamos con ideas que no se transforman con el tiempo, seguiremos idealizando una situación inexistente. 

Por ejemplo, en 120 años de la inmigración, hay que recordar que ésta paró cerca de la II Guerra Mundial, no vinieron más japoneses. Fue una inmigración que no se enriqueció con los procesos migratorios, estamos hablando de nuestros abuelos y bisabuelos que llegaron al Perú y que lamentablemente nos han ido dejando. La pregunta es ¿De esos 100 mil nikkei que existen cuántos quedan de esa inmigración que llegó al Perú? Cuando hablamos de nikkeidad hablamos de nuestra peruanidad con ese toque japonés. Es por eso que cuando hablamos de comunidad peruano japonesa estamos hablando de un concepto muy interesante que hay que ir repensándolo de a pocos. No creer que como ya sabemos qué significa ser nikkei que ese concepto no hay que repensarlo, todo lo contrario, hay que seguir hurgando en el proceso de transformación. 

Hoy somos sansei, mis hijos yonsei, los hijos de mis hijos gosei pero en 120 años de inmigración estoy seguro que debe haber hasta rokusei (sexta generación). Cada 20 años debe haber una generación. Y la pregunta es cómo son ellos y cómo serán en adelante.    

EL DATO
Exposición
: 4to salón de arte joven nikkei 2020.
País invitado: PARAGUAY.
Tema curatorial: Alteridades y geografías de la nikkeidad.  Otros relatos de la comunidad.
Lugar: Galería Ryoichi Jinnai  y Hall de exposiciones del Centro Cultural Peruano Japonés.
Organiza: Departamento de Cultura de APJ.
Inicio curatorial: próximo sábado 21 de setiembre del 2019.  2:00 pm. Salón directorio.  1er piso. CCPJ.
Inauguración de la exposición: Abril del 2020. (por confirmar)

ARTISTAS PARTICIPANTES
Ricardo Hiroyuki Nagaoka / Asunción, Paraguay / fotógrafo.
Harumi Suenaga García / Cusco / Pintora
Tetsu Tokumine Palomino / Ica / Diseñadora industrial
José Asato Camacho / Lima, Lurín / Escultor
José Maesaka Takahezu / Lima / Diseñador gráfico
Víctor Sakata Gonzales / Lima / Diseñador industrial
Kenichi Sato Chinen / Lima / Diseñador de modas
Tammy Chion Fuhushima / Lima / Escultora
Ana Sofía Villanueva Imafuku / Lima / Diseñadora gráfico
Gian Bacilio Akamine Mateo / Lima / Pintor
Tach Maeshiro Watanabe / Lima / Publicista y diseñador gráfico
Curador: Juan Peralta Berrios.



LO MÁS LEIDO

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú