Sábado 25 de Mayo de 2019 / Año de la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad

Actualidad

Pamela Higa: Mi hijo me quiere acompañar a las bodas que organizo

12 Mayo, 2019
Pamela Higa: Mi hijo me quiere acompañar a las bodas que organizo
Redacción: NikkeiPlus

ROGER GONZALES ARAKI

Desde hace 3 años y medio su vida cambió. Decidió buscar su rumbo como emprendedora en un ambiente en el que le gusta: organizando bodas. Hoy en día se vive a un ritmo muy agitado en el que hombres y mujeres trabajan y estudian. “Muchas estudian maestrías y trabajan, por eso que ahora requieren de una wedding planner para que le asesore mejor en su boda y busque a proveedores de confianza”, señala Pamela.

Siempre le gustó organizar los eventos en el trabajo, las reuniones familiares. Quizá ya tenía el bichito del planear eventos que hagan felices a los demás. Ahora se suele decir que las bodas no valen la pena porque se paga tanto dinero “para un ratito”, ¿Será cierto eso?

Si bien es cierto, para su trabajo se necesita ser muy organizado y perseverante para dejar satisfecho a los novios, al parecer en su vida diaria todo cambia. Cada día es distinto, cada día ve un rostro que le hace más feliz que los novios luego de una boda y él es su hijo Kenzo. En esta conversa se olvida de los catering, de los DJ, de la decoración para contarnos sobre su mayor pasión y su mejor trabajo: ser madre.  

Comentanos de tu hijo…
Se llama Kenzo, tiene 9 años. Juega fútbol en la selección de AELU, es arquero. De hecho es un reto ser independiente, estar en bodas, trabajar fines de semana cuando él tiene partido, entrenamiento, campeonatos, el fin de semana, etc.

Se sabe que una boda requiere de mucha planificación y deben ser de muchas reuniones de trabajo ¿Cómo te divides con la función de ser madre?
Bueno mi mamá me ayuda un montón durante la semana porque mis reuniones son de noche porque la gente trabaja en el día y se me cruzan con los entrenamientos de Kenzo porque él entrena todos los días.

En un trabajo que es nocturno y además el deber de atender a Kenzo ¿Debe ser muy difícil dormir bien?
No duermo bien pero las pocas horas que duermo, las duermo bien porque después de un matrimonio llego muy cansada, ¡me duelen mucho las piernas! 

¿En tus ratos libres qué sueles hacer con él?
Nos encanta ir a comer. Cuando tengo temporada alta en el trabajo- que siempre es en mayo- una vez a la semana siempre vamos a comer o tomar lonche. Nos vamos a comer y tratamos de buscar siempre un lugar nuevo, probar cosas nuevas, conversamos. 

VER TAMBIÉN

¿En un trabajo tan sacrificado y comprometido, entiende tus tiempos?
¡Quiere ir conmigo! Me dice “mamá yo quiero ir contigo a la boda, yo te ayudo”- y yo le digo: “cuando estés más grande me ayudarás y te pagaré tu sueldo”- y me dice “yo no quiero que me pagues, yo quiero ir”- y le digo que no porque yo tengo que concentrarme en la boda. 
Yo ya lo he llevado a un ensayo a la Iglesia, a una reunión con novios por emergencia cuando no tuve con quien dejarlo, lo he llevado cuando han empezado a levantar las estructuras para el toldo y hasta para una búsqueda de local. Por eso me dice “ya me llevaste a todo esto- ¿y a la fiesta cuándo? Yo quiero ver la fiesta- me pide siempre (risas). Pero muere por irse a trabajar conmigo un día. También vive mucho la historia de las parejas, está pendiente de si ya hice las cosas, me hace recordar las cosas que me faltan hacer. Sí entiende mi trabajo pero cuando sabe que me voy a demorar, se queda con su papa, o con mis tías o mi mamá, nunca está solo.  
 
FORMANDO FAMILIAS
¿Cuál fue el primer matrimonio que organizaste?

El primer matrimonio que organicé fue de una pareja de amigos. De hecho es un feeling distinto porque son amigos y lo hago con mucho cariño pero la idea es no verlo tanto como un negocio, me cuesta un montón, me apasiona y siempre converso con un grupo de amigos proveedores que nos gusta, que hemos dejado un trabajo ser dependientes. Nosotros no vendemos un servicio, no vendemos un producto, lo que queremos es que tengan sensaciones, emociones y que las guarden no solamente para ese día porque unos dicen: “Tanta plata para un sólo día”, y no es sólo un día. Son días meses años y todo esto va con un soporte de video de fotos y te acuerdes de muchas cosas.

¿Qué es lo más difícil de este trabajo?
Al año tendré una pareja difícil, le llamo pareja difícil a la que sabe que necesitan de la asesoría pero no confían al 100% en el wedding planner. Normalmente el 95% de las parejas que llegan a mí llegan por recomendación. Lo que les digo es “Déjate llevar y mira lo bonito que es la planeación”.

¿Crees que son las novias las que más complican tu trabajo?
Hoy en día el novio se está involucrando más que antes y eso es bueno. Antes lo novios aceptaban lo que la novia proponía y pagaba.

Sheyla Rojas quería una bodas de 170 mil dólares ¿Hay de ese precio? ¿Por qué pueden ser tan caras y cuál es la más cara que has organizado?
Claro que sí hay bodas a ese precio. Una boda cara no necesariamente es porque te pidan más cosas porque puede variar un poco por el proveedor que vayas a tomar. Hay proveedores tipo catering que te puede costar muy caro o hay proveedores que trabajan el tema de infraestructura con proveedores mucho más top, entonces tienes diferentes niveles para estratos sociales. No he llegado a lo que quiso Sheyla, pero he llegado a los 100 mil dólares.

¿Qué es lo más gratificante de este trabajo? ¿Luego de la boda queda una amistad con las parejas?
Con la mayoría ya queda como una amistad. Nos hemos ido a comer o a tomar un trago, el vínculo es estrecho, son pocos los que te dicen chau gracias (risas). 

¿Luego quedas conforme con el trabajo?
Con mi equipo quedamos conformes cuando recibimos el “gracias” y nos describen las razones porqué fue que les gustó, pero cuando no ocurre eso, nos preguntamos por qué no nos agradecieron como lo hacen todos. Como siempre le digo a mi mamá: “lo que más paga en este trabajo no es el okane, sino las gracias, eso paga el estrés que he tenido en todo el proceso”.

¿Te enteraste de que alguna pareja que organizaste su boda se ha separado? ¿Qué sientes luego de haber vivido tanto con ellos?
Claro, y duele mucho porque no será mi familia pero paso tanto tiempo en el proceso con ellos porque todos los días te escribes, armas grupos de Whatsapp y hay un vínculo más cercano. Me habrá ocurrido con 3 parejas que ya se separaron. Recuerdo que la amiga de una pareja me pidió que borre las fotos que tengo de ellos en mi fanpage, lo tuve que hacer.

¿Hay alguna diferencia entre los matrimonios nikkei y no nikkei?
Sí hay diferencias, la mayoría de las parejas a las que les hice el matrimonio no son nikkei y digamos que quieren salir fuera de lo común y la pareja nikkei siempre va a tener distintas tradiciones, principalmente por la caja de okane. También son más tradicionales porque hay comida japonesa en la mesa, se sabe que va a ser muy familiar, que habrá niños. 

En un matrimonio que no es nikkei ya sabes que todo se pautea con música, es muy raro que te pidan un maestro de ceremonias porque ya no se usa, pero se puede recurrir a un estilo más moderno, no acartonado como los de antes. 

FOTOS.- Archivo Pamela Higa.



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú