Miércoles 21 de Noviembre de 2018 / Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional

Japon

7 datos del harakiri

7 Septiembre, 2018
7 datos del harakiri
Redacción: NikkeiPlus

El harakiri es una técnica de suicidio ritual que los japoneses comenzaron a practicar en el siglo XIII, luego de que se hiciera popular el Bushido, código de normas éticas adoptadas por los guerreros samurái. Mira estos 7 puntos que quizá no conocías.

1.    El nombre adecuado no es harakiri 

Si bien es cierto, la palabra harakiri es la combinación de las palabras vientre y cortar, su uso no es correcto. Realmente en Japón prefieren usar el vocablo sepukku, que proviene del chino. 

2.    No siempre fue opcional

Pese a que el seppuku se consideraba una muerte preferible, se inició como una condena que los señores feudales, a quienes se les conocía como daimyo obligaban. Si eras deslear a tu emperador, él podía pedir tu más valiosa posesión: la vida. 

3.    No se practicaba en solitario 

Dicen que la hora de morir es un momento de máxima soledad, pero durante el seppuku había bastante compañía. Normalmente si se trataba de una sentencia había público, y siempre estaba presente el kaishakunin, un acompañante obligatorio del seppukunin (persona que se practica el seppuku) que tenía la tarea de decapitarlo. 

4.    No sólo es un apuñalamiento 

Involucra al menos tres movimientos distintos. Todo comenzaba introduciendo el cuchillo en la parte izquierda del abdomen con el filo hacia la derecha, se procedía a hacer un corte firme hacia ese lado, luego se volvía al centro y finalmente se hacía un corte vertical con dirección al esternón. Obviamente esto resulta demasiado doloroso y casi intolerable, de modo que el suicida podía hacer señas a su segundo, el kaishakunin, para que procediera a la decapitación. 

5.    El ritual es complejo

El seppuku engloba una serie de prácticas rituales que se han mantenido intactas por siglos. Previo al acto se tomaba sake y se escribía un poema de despedida (zeppitsu). Llegado el momento el suicida se sentaba de rodillas, abría el kimono usualmente blanco, envolvía la hoja de la daga en papel de arroz para evitar que mojara sus manos de sangre y procedía a apuñalarse. 

6.    Para las mujeres era algo diferente

Ellas también podían optar por el suicidio ritual en distintas circunstancias, incluso podían quitarse la vida si recibían esta orden de su marido o señor. En las féminas la práctica no se denomina seppuku sino jigai y en vez de desentrañamiento consistía en un corte en el cuello que abría la arteria carótida.

7.    No se usa una katana

Ningún seppuku se practica con katana, la espada se reserva para la decapitación final. El suicidio se practicaba con una daga especial de entre 20 a 30 centímetros llamada Tantō.



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú