Jueves 2 de Abril de 2020 / Año de la Universalización de la Salud

Columnas

GATO DE LA FORTUNA- MANEKI NEKO, DESDE JAPÓN, CHINA, HASTA PERÚ

Martes 28 Enero de 2020
Roberto Oshiro
Roberto Oshiro

Nikkei de tercera generación, Ingeniero Electrónico de profesión, carrera que nunca ejerció. Saliendo de la universidad, se dedicó al comercio, buscando la continuidad de la empresa de su familia. En un momento de su vida, donde uno se cuestiona muchas cosas, me llevó a ser un lector asiduo, en busca de algo, sin saber realmente lo que buscaba. Esto le hizo entender finalmente, que debería buscar sobre sus raíces. Se sorprendía que la generación actual, estuviera más interesada por ellas, algunos con el eisa, el sanshin, odori, bailes y canciones, llevándolos a buscar becas para ir al país de sus abuelos. Al morir su madre, como una forma de terapia, se vio escribiendo algunas cosas, recuerdos, costumbres sobre mis raíces okinawenses, desde ese momento lo he seguido haciendo. Es colaborador del sitio web Discover Nikkei, además de Nikkei City, tiene un blog llamado De Todo Un Poco- Roberto Oshiro, además contribuye con algunos artículos para la página de comida Chawakí Y ALGO MÁS.



Redacción: Roberto Oshiro

Es muy conocido como “El gato de la suerte o de la fortuna”, se le puede ver en diversidad de negocios sin distinción, si bien es cierto antes se encontraba sólo en los establecimientos comerciales de personas asiáticas, por lo que era identificado como el gato chino, el de la manito, ahora incluso en la versión más moderna, viene a pilas y tiene la manito movible, dando la sensación que si te está llamando, para que entres en su negocio.

¿Es chino?, ¿cómo se llama?, ¿cómo se origina la creencia?, ¿cuándo lo vi por primera vez?, ¿qué tienen que ver los colores?, ¿por qué algunos tienen la mano derecha levantada, otros la izquierda o ambos?

En realidad es japonés, la creencia de que es chino es debido a que llegó a la China y se hizo muy popular, extendiéndose en todos los comercios de los chinos en el mundo, de seguro que se adoptó este amuleto, porque en este país asiático los establecimientos casi siempre tienen un gato real para atraer la suerte, algunos dicen que estos animales pueden ver a los fantasmas y los mantienen alejados y dicen que limpia de toda la mala energía. Se llama “maneki neko”, maneki viene del verbo invitar y neko es gato en japonés, como dando la bienvenida. El origen viene del templo Gotokuji, en la zona de zetagaya, en Tokio - Japón, existen varias historias sobre su origen, pero la más reconocida es la leyenda que dice: en el siglo XVII, en el período Edo, este templo era muy pobre y tenía problemas para poder mantenerse, en él vivía un viejo monje, que a duras penas tenía para su alimentación; apareció una gata, pidiendo comida, el monje la recibió y le dio de comer compartiendo lo que tenía, acogiéndola en su morada; un día un señor feudal acaudalado, cazaba muy cerca al templo, cuando le sorprendió una tormenta, por lo que decidió buscar protección bajo un árbol, en la espera vio a una gata tricolor: blanco, negro y marrón, ella tenía un cascabel dorado, le hacía señas para que se acercara, con la pata izquierda arriba, de modo que se aproximó hacia la gata, a la puerta del templo, es cuando un rayo cae al árbol, donde segundos antes estaba, quemándolo totalmente. A raíz de este suceso, el señor feudal en agradecimiento por salvarle la vida, ayudó económicamente al templo, a la gata y al monje; al morir la gata, se hizo una imagen que encabezó su tumba, es cuando se inicia esta leyenda y las personas vienen a este templo, por el gato de la suerte o de la fortuna, es uno de los templos más conocidos y que sirve de lugar turístico, donde los gatos se venden de distintas formas, a manera de recuerdos de viaje y como para regalar, deseándole la suerte al que se le obsequia.

Personalmente, mi recuerdo de estos gatos fue hacia los 80´, estamos en Lima- Perú, es cuando vinieron muchos cambios, con ellos, también en los chifas (restaurantes de comida china), los tradicionales dieron paso a los “chifas al paso”, inicialmente emulando a la comida rápida, con la comida ya hecha y vendiendo sus famosos combinados, que luego se acriolló más y se convirtieron en el menú chifa; con ellos nos vimos inundados de estos locales abiertos, ya no habían los cuartitos tradicionales, más privados, desde la calle podías ver estos gatos que con su manito nos llamaban para que entráramos, se  pueden decir que esos eran los “jaladores” de ese tiempo, claro que no nos dimos por enterados, solo creíamos que eran los gatos de la suerte, de la fortuna, su uso se fue extendiendo por muchos comercios más, hechos de cerámica, incluso en ese tiempo teníamos una industria nacional que lo hacía y eran comprados por estos establecimientos como amuletos o como para hacer regalos. Con el tiempo me enteré que eran japoneses y más cuando vino el éxodo a Japón, los que venían luego de visita los traían de regalo, había de todo tipo, de todos los colores, tamaños, de llaveros, de muñecos, para pegar en la refrigeradora, pasaba el tiempo y hasta para colgar en los celulares. Actualmente muchos son hechos de plástico, hasta de peluche, los originales de cerámica, pero dicen que los adinerados lo pueden comprar de oro y de jade en Asia. Me parece que es cuando se hace masivo en todo negocio nikkei de todo tipo, quizás nosotros recién nos enterábamos, primero que era japonés y que sobre todo el de la mano izquierda levantada, invitaba a entrar al negocio, para que así compraran. Para nosotros que somos descendientes de okinawenses, muchos recordarán el gusto del ojí por los gatos de tres colores, que lo llamaban mikimayá en uchinaguchi. El gato de la suerte ya no solo es exclusivo de locales de origen asiático, ahora lo podemos ver en cualquier negocio de distintos tamaños, desde grandes, medianos, hasta los más pequeños, en puestos, mercados, también en oficinas y casas, especialmente esto último, muchas casas ahora también lo tienen como un amuleto, aunque muchos no saben en realidad el significado de cada tipo. ¿También lo tienes en casa?, si es así, identifícalo por su color y por sus manitos.

Los colores tienen su significado:
-    Tricolor (blanco, negro y naranja). Este el más usado, el que da suerte a los viajeros, como ocurrió con el señor feudal de la leyenda.
-    Verde. Nos trae la salud, seguridad en casa y para obtener buenas notas en los estudios.
-    Blanco. Es la pureza, las cosas buenas que van a venir.
-    Plata o dorado. Buena suerte en los negocios.
-    Azul. Para que se cumplan los sueños.
-    Rojo. Para el amor.
-    Amarillo. Para la economía.
-    Negro. Contra la mala suerte y aumentar la felicidad.
-    Rosa. Para encontrar la pareja.
-    Violeta. Para los recién graduados, estudiantes en general.
Se pueden diferenciar entre tres tipos de gatos, por sus manos:
-    El que tiene la mano derecha levantada, trae la prosperidad y dinero.
-    El que tiene la mano izquierda levantada, nos trae visitas, mientras más alto esté la mano, desde más lejos vendrán.
-    El que tiene ambas manos levantadas, protege al hogar y el negocio.

FUENTES: (sitios web)
-    National Geographic en español
-    Pet Darling
-    El gato chino
-    Guioteca



LO MÁS LEIDO

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”