Jueves 13 de Diciembre de 2018 / Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional

Columnas

El Matsuri más allá del ¡washoi!

Lunes 12 Noviembre de 2018
Roger Gonzales Araki
Roger Gonzales Araki

Director Periodístico de Nikkei Plus, periodista con experiencia en instituciones nikkei y colaborador de web DiscoverNikkei y co-conductor del programa "Mesa Reservada".



Redacción: Roger Gonzales Araki

El Matsuri más allá del ¡washoi!

“¡Gracias sensei, Nariko Hirashiki por proponer organizar el Matsuri!”, fue una frase que le dijo uno de los animadores del evento en medio de la algarabía mientras que la gente aplaudía luego de repartir el sake y quedarse roncos por gritar ¡washoi!, el grito que hace brillar el diamante del AELU. 

Creo que ni ella se imaginó que cuando propuso al presidente de AELU de ese entonces, Luis Baba Nakao realizar el primer Matsuri hace 27 años lograría congregar ahora cerca de 20 mil personas disfrutando de la cultura nikkei.

Si bien es cierto, en sus inicios a este evento asistía preferentemente público nikkei, ahora asiste gran cantidad de gente que no es nikkei y quizá es la forma más emblemática de conocer más sobre la cultura nikkei y sea un motivo para integrarnos más al Perú.

Cuántas generaciones de nikkei se juntan cada año en este evento. Si para nosotros los nikkei es una forma para reencontrarnos con quienes no ves hace años o incluso también es una forma de verte con quienes estuviste de dekasegi, si es que lo fuiste claro está.

Pero desde el 2010, lo principal del Matsuri se realiza en el Diamante de béisbol debido a su gran acogida, se podría decir que el coliseo “se quedó chico”. De ser el ingreso gratuito, pasó a tener un precio simbólico, y cada vez fue aumentando y hoy la entrada está 20 soles, asociados AELU no pagan, claro está. 

Y cada año, si bien se disfruta del paseo del mikoshi y de los distintos show artísticos, también he podido leer muchas quejas acerca del comportamiento de la gente. En medio de la multitud, muchos pasan y nos empujan sin importarle nada, y ni qué decir de algunos robos, lo cual es censurable desde todo punto de vista.

Siempre en cada queja se percibe un tufillo a que “los no nikkei son los culpables”. Ojo que no quiere decir que no pueda ser cierto, pero todas estas afirmaciones me traen al recuerdo de una entrevista que le hice al psicólogo social, Jorge Yamamoto, quien lamentó que los nikkei se creen superiores a los que no son nikkei. Quizá el Matsuri sea el experimento perfecto para darnos cuenta de esto y que además este evento se ha convertido en una parcela del Perú. 

No justifico ningún tipo de malacrianza ni falta de respeto a nadie, pero lamentablemente creo que ese es el precio de querer integrar nuestra cultura al país en el que vivimos, y para eso es importante resaltar los valores que nos dieron nuestros antepasados y debemos luchar en no perderlos y transmitirlos a las futuras generaciones. 

Y si en lugar de quejarnos y lamentarnos de la falta de valores de nuestros compatriotas, proponemos en que cada Matsuri aportemos algo más allá aparte de obentos y soba. Nuestros antepasados contribuyeron mucho al desarrollo del país, y qué mejor que seguir en esa senda. AELU hace constantemente campañas de valores, las cuales aplaudo y por qué no hacerlas en cada Matsuri. 

No es momento de lamentarnos y creer que este evento antes era mejor porque no había tumulto (lo cual yo también detesto), ni criticar porque ahora van más “perujin”. Quizá este evento es una forma para que quienes se guían de tontos estereotipos como asociar lo nikkei con la corrupción debido al acontecer político sepan que no somos así pese a que ya no tenemos buenos representantes en la política peruana. 

Busquemos formas para que lo nikkei se siga difundiendo, para que sea una forma de enrumbar al Perú en el que cada vez los valores están muy venido a menos. Fue hace exactamente un año que se celebró la Copani en Lima, y recuerdo una frase que dijo Jorge Yamamoto en una charla que brindó en el Teatro Peruano Japonés: “Te integras, o te jodes”.

Lee sus columnas anteriores:



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú