Miércoles 21 de Noviembre de 2018 / Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional

Columnas

Cuando sea padre

Miércoles 20 Junio de 2018
Nobuhiro Yagi
Nobuhiro Yagi

Comunicador audiovisual con experiencia en varias productoras así como en programas de televisión. 



Redacción: Nobuhiro Yagi

Cuando sea padre, quiero que sepan que les amo desde antes de que nazcan, besar la pancita de su madre todos los días, y hacerle saber que lo esperamos con ansias. 

Quiero engreír a mis hijos, pero sin malcriarlos. Quiero que aprendan a ser respetuosos y que sepan diferenciar entre tenerle confianza a alguien y ser confianzudo.

Quiero decirles todos los días de mi vida que les amo, y que eso es inmutable, pero también enseñarles a que el amor no inhibe la corrección ni el castigo.
Quiero estar en sus momentos más importantes, en sus logros y también en sus fallos, porque no quiero que aprendan a tomar el error como una derrota, sino como un proceso de aprendizaje.

Sí, quiero que se caigan de vez en cuando, que se equivoquen, y que aprendan a persistir si quieren lograr algo. Que todos tenemos derecho a equivocarnos.

Cuando sea padre, quiero abrazarlos y llenarlos de cariño, pero no hacerlos niños mimados. Y que ellos sepan que demostrar cariño con respeto, no tiene nada de malo. Si, que se avergüencen de mí si quieren por demostrarles mi cariño, pero prefiero eso a que me recuerden como alguien frío y que nunca les demostré mi amor por ellos.

Estoy dispuesto a dar la vida por ellos, no tengo ninguna duda. No me importa si es por sangre, riñón o corazón, estoy dispuesto.

Quiero que aprendan a valorarse y a ser valorados, pero no a ser vanidosos ni creerse más que nadie. Quiero que aprendan a tener orgullo propio, pero no a ser orgullosos, y que sepan que ellos son grandiosos, pero que el mundo es grande y si quieren sobresalir en el mundo, sólo depende de ellos.

Quiero que sepan hacerse respetar, pero también a ser respetuosos. Respetuosos con las personas, con la naturaleza y con el entorno en donde viven. 

Quiero que amen lo que son, cómo son y aprendan a corregir sus defectos. Porque también quiero que quien se quede con ellos, también los amen como son y por lo que son.

Cuando sea padre, quiero que se aburran, y que en ese aburrimiento creen las cosas más extraordinarias en sus mentes, que sepan que un papel se puede convertir en una pistola y terminar jugando a los vaqueros. Que una bolsa en la cabeza los puede convertir en los mejores chef del mundo y que un set de té de juguete se puede convertir en la mejor hora del té sin té.

Tengo miedo de ser padre, lo tengo por hecho, pero cuando sea padre, quizá de aquí a unos años, dejaré de sentir miedo y voy a abrazar ese miedo y lo convertiré en lo mejor que pueda para darlo a mis hijos.

No busco ser el papá perfecto, solo quiero ser un buen papá para tener unos buenos hijos, buenos amigos y buenos ciudadanos del mundo.
Que este día del padre que pasó, hayan tenido un gran día del padre ¡Feliz día!

Lee sus columnas anteriores



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú