Domingo 19 de Septiembre de 2021 / 2021 - Año del Bicentenario

Columnas

¡A la Policía se le respeta!

Miércoles 21 Marzo de 2018
Nobuhiro Yagi
Nobuhiro Yagi

Comunicador audiovisual con experiencia en varias productoras así como en programas de televisión. 



Redacción: Nobuhiro Yagi

Hace unos días, en algún programa de televisión, vi cómo ciudadanos malcriados, irrespetuosos y hasta “conchudos” (frescos, desvergonzados) se enfrentaban a la policía de mi país amenazándolos, amedrentándolos, ninguneándolos. Estas imágenes son pruebas contundentes para meter preso a estas  personas, por falta a la autoridad y por amenaza contra la integridad de la persona. 

Pero por algún tipo de magia (he de suponer), esto no ocurre. La justicia se desentiende de la autoridad policial y todo respeto a la policía simplemente se pierde. Muchas veces hacen todo un circo porque alguien le faltó el respeto a la autoridad, claro, porque este circo ayuda a tapar cochinadas políticas. Pero lo normal, es que simplemente la Policía sea un ser tratado con desprecio, dejándolo sin dignidad alguna.


En Japón, la Policía es muy estricta, no permite que se les falte el respeto, así como ellos también, siempre guardan la compostura y el respeto debido. Allá las leyes están para ser respetadas, aquí no existe la ‘criollada’ de “hecha la ley, hecha la trampa”, y eso lo saben todos, desde el primer ministro hasta el que pisa por primera vez este país. 

Y es que existe algo mucho mayor que una ley que te prohíba algo, y eso es el honor. Al faltar las leyes y ser descubierto, no sólo manchas tú honra, sino la de toda tu familia. 

Aquí es peor ser prófugo que estar preso, no sólo porque todo el país te está buscando, sino que tu cara sale por todas partes, y eso es una vergüenza para tu familia, que evita salir de casa para que no pregunten por ti.  La Policía, evita en todo momento usar la fuerza, prefiriendo que el sospechoso se rinda. Usan escudos y bastones para defenderse (muy poco para atacar) y como un último recurso utilizan las armas de fuego, cuando ya se agotaron todas las formas de negociación.


La policía de Japón tiene una tolerancia 0 a la corrupción, es una unidad independiente que no está fiscalizado por el gobierno sino por agencias independientes, evitando así su apego político a cualquiera. Y tolerancia 0 no significa sólo ser corrupto, sino se sanciona al corruptor. Por ello, el siquiera intentar sobornar a un policía de tránsito es, no solamente motivo de prisión, sino una falta de respeto total a la autoridad, a la investidura policial, al policía y a la persona. 

En Japón es muy común los piques callejeros. La policía no podía perseguirlos porque no tenían ni los vehículos tan potentes, ni las habilidades para iniciar una persecución. Se dieron cuenta de esta falencia y fueron entrenados por pilotos profesionales, y se adquirieron vehículos “tuneados” (mejorados) para poder arrestar a estos corredores ilegales. Hoy en día, esta Policía circula como si fueran autos comunes y corrientes, pero apenas ven un corredor, encienden sus luces y los persiguen, así es como ya disminuyeron este tipo de competencias.

Y es que, creo yo, que la frase correcta para las leyes, y en especial la policía, sería “hecho el tramposo, hecha la ley”. Volviendo a mi país, me deprimo. No sólo porque veo policías fuera de forma (y no porque me atraigan, ¡ojo!), patrulleros en mal estado, policías coimeando y siendo corrompidos, policías que sienten que están haciendo un favor, cuando es su deber cuidar y vigilar a los ciudadanos.

Me apena mucho no poder decir con orgullo “a la Policía se le respeta”, porque creo que cumplen (o deberían cumplir) una función casi heróica y no son valorados como es debido, ni por el gobierno, ni por las leyes, ni por muchos ciudadanos. 
Espero algún día poder ver una Policía valorada y de valores en mi país.
 

Lee sus columnas anteriores:



LO MÁS LEIDO

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”