Sábado 23 de Enero de 2021 / 2021 - Año del Bicentenario

Columnas

Claves para desarrollar la resiliencia en situaciones de pérdida y hacer un alto a la depresión.

Lunes 31 Agosto de 2020
Peggy Makiya Tsuchikame
Peggy Makiya Tsuchikame

Licenciada en psicología con indicadores de trabajo en equipo, responsabilidad y compromiso social. Defensora de la niña, niño y adolescentes certificada por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, trabajando por la comunidad para reducir y prevenir situaciones de riesgo social, mediante la promoción de una mayor calidad de vida, fundamentalmente en la salud física, mental y emocional brindando atención psicológica y  charlas, talleres en instituciones educativas  y conferencias en universidades.



Redacción: Peggy Makiya Tsuchikame

En la actualidad con la crisis sanitaria del COVID- 19, estamos viviendo situaciones de incertidumbre con respecto a la salud, desempleo, estudios y economía del país. También encontramos familias que están pasando por etapas del duelo, por la pérdida de uno o más familiares.

Todos estos factores  generan miedo, nerviosismo, angustia, tristeza, lo cual es normal, pero eso importante resaltar que no podemos alimentar esos sentimientos, que poco a poco consumen parte de nuestro ser. Por esa razón, hare hincapié a la palabra RESILIENCIA, ya que, ahora en tiempo de pandemia es una necesidad absoluta superar las adversidades de la vida y prevenir la depresión.

La resiliencia en el ámbito de la psicológica es la capacidad  que presentamos  todos nosotros para enfrentar y superar las adversidades, los obstáculos  y las circunstancias dolorosas. Es el conjunto de pensamientos y acciones que son adquiridas y aprendidas a lo largo de nuestra vida.  Muchas veces la resiliencia es la capacidad desconocida por uno mismo y solamente es descubierta cuando nos encontramos en medio de una situación difícil, el cual logramos superar gracias a la lucha constante para solucionar los problemas.

Entones, se denomina resiliente a todas las personas que en medio de una situación particular, convierte el dolor interno en una capacidad para enfrentar las adversidades que se presentan en el día a día. Como por ejemplo: Enfrentar el padecimiento de una enfermedad, la pérdida del trabajo, la pérdida de un ser amado. Por ello, hoy conoceremos Claves para desarrollar la resiliencia en situaciones de pérdida y hacer un alto a la depresión.

  1. Reconocer y ser consciente de la situación actual que estamos viviendo  por difícil que se presente la circunstancia. Es necesario resaltar que ante algún suceso doloroso, las emociones y los sentimientos como la tristeza, miedo, angustia se generan en la mente subconsciente, por lo contrario la mente consciente es la encargada de procesar y de reconocer las ideas y los pensamientos, además de tomar las decisiones adecuadas para el bienestar de la salud física y mental. Al comienzo será difícil, porque la mente consciente estará gobernada por la mente subconsciente (las emociones y sentimiento),  sin embargo, cuando logremos  dominar los pensamientos tendremos otra visión sobre la vida.
  2. Aceptar y asimilar  la situación dolorosa es sumamente importante, muchas veces no es de manera inmediata. Se dará cuando reconozcamos que no podemos cambiar determinadas situaciones y nuestra influencia sobre ella es nula. Entonces tendremos dos opciones: darnos por derrotados y seguir en  la misma situación o fortalecernos y seguir adelante.  Lo importante es saber que siempre tendremos más de  una opción disponible para cambiar la situación que genera malestar en la vida. Además  se debe tener en cuenta que todo lo que no  aceptamos, asimilamos con responsabilidad y cambiamos  se convierte en sufrimiento.
  3. Mantener la  mente enfocada en crear nuevas situaciones y realizar nuevas metas, estos dos factores son muy importantes porque  nos permite seguir con nuestras vidas a pesar de las circunstancias que hemos atravesado. Además es importante  reconocer que somos los únicos propietarios de nuestro cuerpo, ojos, boca, pensamientos, acciones  y todo nuestro ser,  entonces,  depende de uno mismo realizar pequeños o grandes cambios para mejorar.
  4. Practicar la gratitud con Dios, uno mismo y las personas que nos rodean. Agradecer es el ingrediente más importante para ser feliz. Desarrollando la gratitud  aprendemos que somos afortunados, a pesar de los momentos ingratos que hemos podido experimentar. También, es una manera de encontrar nuestro propósito en la vida.

Recuerda: en el camino quedara el sufrimiento, los miedos la tristeza y todas las emociones atravesadas. La resiliencia nos enseña a superar situaciones desafiantes para vencer las adversidades que se presentan en la vida.



LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

Yokoi Kenji: La limpieza es la base para la prosperidad

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”

‘Meli’ Araki: “De niña me regalaron instrumentos en lugar de muñecas”